Correspondencias

[San Juan (Alicante), 4 de julio de 1970]

Como mi prima te manda una postal de tierra a dentro yo te la mando de la playa pero no es para dar envidia te la mando con toda buena intención para que veas la playa. Esto es muy tranquilo, fíjate que sólo tenemos un cine y el baile más cerca está a 9 km, así que como para ir. Bueno ya te contaré algo más en la próxima. Saludos.

Piedad.

[Oviedo, 3 de agosto de 1970]

Hola Vicente: Te mando esta tarjeta, para que veas que no me olvido de ti. Ya te escribiré un día de estos, porque ahora tengo mucho trabajo en la oficina. Saludos de tu amiga.

María José.

[La Coruña, 9 de marzo de 1972]

¡Hola Vicente! Hoy es el día de mi cumpleaños, y me he acordado de ti al recibir las tarjetas de felicitación, así que me he puesto a escribirte, me gustó mucho la postal que me enviaste en Navidades, y también la poesía, te mando una vista de La Coruña, pues he pensado que así, si no la conoces, puedes conocerla por lo menos por las tarjetas postales. Bueno ya nada más, recibe un cordial saludo de tu amiga.

Mª José.

[Oviedo, sin fecha]

Hola Vicente: Cumplo la promesa de escribirte aunque con un poco de retraso, aquí me tienes contándote algo de mi vida en Oviedo. Al principio me encontraba un poco descentrada porque no conocía a nadie, ahora ya me encontré con unos amigos de León, estudiantes de Filosofía y me pasa el tiempo sin enterarme. El trabajo es estupendo, son 7 horas con treinta y cinco minutos de descanso, donde la compañía tiene el detalle de darnos un café gratis. Estoy en una residencia del Amor de Dios, de monjas, los horarios no es que sean muy malos, pero la hora de entrada son  las diez, no está mal del todo. La tarjeta es de la Catedral que creo fue lo que me dijiste. Te dejo, tengo que marcharme. Tu amiga.

(firma ininteligible)

[Luarca (Asturias), sin fecha]

Hola Vicente qué tal estás?  Aunque un poco tarde te mando la postal que te prometí, hoy como es fiesta tenemos todo el día libre, y ahora hasta la hora de salir, me voy a dedicar a escribir a los que me faltan, que son bastantes. De aquí no tengo nada que contarte. Vamos todos los días a la playa y por la tarde vamos al Marisol, un jardín. Si nos vieras a las [ininteligible] entrar por la puerta, como nos dijo un corresponsal de la Voz de Asturias hoy, que nosotros embellecíamos el pueblo. Hasta otra.

Chus.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s